fbpx

YEREVAN (22 de Junio 2020) – El Tribunal Administrativo de Armenia confirmó el derecho a la libertad de religión en un caso que sentó precedentes. En este caso, un agente de policía había sido despedido por motivos de libertad religiosa. El tribunal confirmó que el despido fue ilegal y, por tanto, inválido, y dictaminó que el policía debe ser reincorporado e indemnizado por el daño causado desde su despido en 2018. La decisión podría tener implicaciones más amplias para la libertad religiosa del oficial armenio. ADF International apoyó al agente de policía en el caso.

«Nadie debería tener que elegir entre su profesión y su fe. Esta decisión es un paso positivo en la dirección correcta para proteger la libertad religiosa de todos los funcionarios creyentes en Armenia. El despido basado en la fe es claramente una violación de los derechos fundamentales. La disposición derogada de la ley era una prohibición total y empuja a los creyentes a la clandestinidad. Este tipo de leyes fomentan la desconfianza hacia las personas de fe cuando, como ocurre a menudo, la fe promueve un rendimiento extraordinario. Esta decisión protege la libertad religiosa de los agentes de policía y podría tener un impacto para todos los funcionarios en Armenia», declaró Lidia Rieder, asesora jurídica de ADF International.

Libertad de Religión en Armenia

Edgar Karapetyan fue destituido de un alto cargo en el sector policial armenio a finales de 2018. Desde 2001 había servido al Estado armenio como policía y había recibido varios premios. Sus superiores lo despidieron por pertenecer a una iglesia evangélica. Le ofrecieron que podía conservar su trabajo si renunciaba a su fe. Karapatyan se negó y fue despedido. En su caso, acudió al Tribunal Administrativo, que impugnó la validez de la ley en la que se basó el despido. El Tribunal Constitucional armenio dictaminó que la prohibición absoluta de la afiliación religiosa de los agentes de policía era inconstitucional. El caso también se destacó en el reciente informe de Estados Unidos sobre el nivel de libertad religiosa en el mundo.

A pesar de que el derecho a la libertad de religión está realmente protegido por la Constitución armenia, numerosas minorías religiosas sufren dificultades a diario y son degradadas al estatus de «sectas».

«Al agente de policía se le presentó una decisión imposible. Nadie debería ser obligado a negar su fe para poder conservar su trabajo. El derecho a la libertad de religión es un derecho fundamental protegido en todos los principales tratados de derechos humanos. Acogemos con satisfacción la decisión del tribunal, que en última instancia defiende el derecho a la libertad religiosa», dijo Robert Clarke, vicedirector ejecutivo de ADF International.

El uso de las imágenes, ya sea para imprimir o para usar en línea, es libre mientras que estas se utilicen en relación a la nuestra nota

¿Le gustaría apoyarnos? Descubra cómo hacerlo aquí.

ADF International

Buzón postal 5, 1037 Viena
Austria