fbpx

Resumen

  • La Corte Constitucional colombiana decidió revisar el caso sobre la censura de la influencer colombiana Kika Nieto
  • La organización de derechos humanos ADF International aprecia la oportunidad de reafirmar la libertad de expresion

COLOMBIA (9 Julio) – La Corte Constitucional de Colombia ha accedido a revisar el caso de censura de la estrella colombiana de las redes sociales Erika «Kika» Nieto. Se espera un fallo positivo que reafirme la libertad de expresión. El fallo de la Corte afectará a la posibilidad de compartir opiniones cristianas en las redes sociales. En respuesta a la pregunta de un espectador en un vídeo de «Pregúntame lo que quieras», Nieto había compartido sus opiniones sobre las relaciones entre hombres y mujeres. Al mismo tiempo expresó su tolerancia hacia los diferentes puntos de vista. Después de que un activista se quejó del vídeo, un tribunal nacional le negó su derecho a la libertad de expresión al ordenarle que retirara el vídeo. Nieto espera ahora que la Corte Constitucional colombiana defienda su derecho a compartir libremente sus opiniones en Internet.

«Todo el mundo tiene derecho a compartir libremente sus creencias en público. Me alegro de que la Corte Constitucional haya decidido revisar mi caso. Espero que defienda el derecho de todos a hablar libremente. Nadie debería tener miedo a la censura o a las sanciones penales por expresar sus convicciones. Al hablar, espero fomentar el debate e inspirar una mayor tolerancia hacia las distintas opiniones», señaló Nieto.

Censurada por compartir sus valores cristianos

Al responder a la pregunta de un seguidor en su video de YouTube, Nieto compartió con sus millones de seguidores sus creencias sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer. Dijo lo siguiente: “Dios creó al hombre y a la mujer para que el hombre esté con la mujer y viceversa, considero que hombre con hombre y mujer con mujer no está bien, pero lo tolero.”

«Un rasgo característico de una sociedad libre es que todas las personas puedan expresarse libremente sobre lo que creen que es correcto y bueno, especialmente en asuntos de relevancia pública. El derecho de Nieto a expresar públicamente sus opiniones no sólo está protegido por la Constitución colombiana, sino que está garantizado por todos los principales tratados de derechos humanos. Si valoramos una sociedad libre y dinámica, debemos elegir siempre el debate en lugar de la censura. Al final, la gente y la democracia sufren cuando se silencian las voces que desafían a la corriente dominante», dijo Tomás Henríquez, director de defensa jurídica en América Latina y el Caribe de ADF International, organización de derechos humanos que apoya el caso de Kika Nieto.

Activistas presentaron una demanda judicial

Hay buenas razones para pensar que la Corte Constitucional colombiana defenderá el derecho de Nieto a la libertad de expresión. En un caso anterior que surgió del mismo vídeo, la Corte ya dictaminó que el discurso de Nieto sobre el matrimonio está protegido constitucionalmente. Sin embargo, otro activista llevó a Nieto a los tribunales denunciando que ese mismo comentario sobre el matrimonio era ofensivo y discriminatorio. Esta vez, un tribunal inferior consideró que el vídeo contenía «discurso de odio» y, por tanto, ordenó su retirada de YouTube. La Corte Constitucional colombiana ha decidido ahora revisar la sentencia del tribunal inferior.

La ONG colombiana Nueva Democracia -una plataforma de la sociedad civil que defiende la libertad de expresión y otros derechos fundamentales- representa a Nieto en este caso. Ahora piden a la Corte Constitucional que defienda las libertades fundamentales y anule la decisión del tribunal inferior. ADF International apoya a Nueva Democracia.

La «cultura de la cancelación» se extiende por todo el mundo

Nieto no es la única que se enfrenta a problemas legales por expresar públicamente sus creencias sobre el matrimonio en las redes sociales. En Finlandia, la ex ministra del Interior y diputada en activo, Päivi Räsänen, se enfrenta a varios cargos penales tras compartir sus creencias en un tuit. La doctora en medicina, madre de cinco hijos y abuela de seis, expresó públicamente su opinión sobre la familia y el matrimonio. El fiscal general finlandés ha presentado tres cargos penales contra ella. Räsänen se enfrenta ahora a dos años de prisión por cada uno de los supuestos delitos. ADF International apoya a Räsänen en la defensa de su derecho a la libertad de expresión.

«La libertad de expresión es un derecho fundamental que está siendo cada vez más atacado en la actual ‘cultura de la cancelación’. Tanto el caso de Nieto como el de Räsänen demuestran que la libertad de compartir lo que creemos debe estar debidamente protegida. Independientemente de que alguien esté de acuerdo o no con determinadas opiniones, la censura conduce inevitablemente a un camino peligroso. La censura crea miedo, la libertad de expresión fomenta una sociedad civil viva», dijo Robert Clarke, director adjunto de ADF International.

Imágenes libres de derechos para usar en relación a esta noticia

¿Le gustaría apoyarnos? Descubra cómo hacerlo aquí.

ADF International

Buzón postal 5, 1037 Viena
Austria