fbpx

Resumen

  • El Ayuntamiento de Edimburgo ha ofrecido una disculpa y una indemnización por daños y perjuicios a Destiny Ministries tras cancelar su conferencia de tres días debido a las creencias cristianas de un orador invitado
  • El Ayuntamiento reconoce que sus servicios e instalaciones deben estar «a disposición de las personas de cualquier religión o de ninguna»

EDIMBURGO (10 de junio de 2021) – El Ayuntamiento de Edimburgo ha admitido que se equivocó al cancelar un evento cristiano por las creencias del orador principal. Las autoridades suspendieron la conferencia de tres días de Destiny Ministries. que debía celebrarse en el Usher Hall de Edimburgo en verano de 2020, tras recibir una queja sobre las creencias del orador invitado, el predicador estadounidense Larry Stockstill. El Consejo ha reconocido ahora que «no ha cumplido sus obligaciones en materia de igualdad con Destiny Ministries en términos de la Ley de Igualdad de 2010 y, por tanto, ha actuado de forma ilegal». También admitió que no había tenido en cuenta los derechos de Destiny protegidos por el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

«Acogemos con satisfacción la decisión tomada hoy por el Consejo de la Ciudad de Edimburgo de reconocer el derecho de Destiny Ministries y de los invitados a hablar en su nombre, a expresar su fe cristiana, incluso a través de conferencias didácticas. La libertad de expresión y la libertad religiosa son los fundamentos de toda sociedad libre y democrática y deben protegerse para todas las personas. Nos complace apoyar a Destiny Ministries en este asunto porque la libertad religiosa incluye la libertad de manifestar su fe en la enseñanza, la práctica y en público; nadie debe ser discriminado simplemente por su fe», dijo Jeremiah Igunnubole, asesor jurídico de ADF UK.

Destiny Ministries fue discriminado por sus opiniones sobre el matrimonio

El ayuntamiento había cancelado la conferencia de la iglesia basándose en las quejas sobre las opiniones basadas en la Biblia expresadas anteriormente por el predicador invitado, Larry Stockstill, sobre el matrimonio y la sexualidad. Consideraba que esas opiniones eran «ofensivas y discriminatorias», por lo que se había » desautorizado» al orador en la capital. Tras enfrentarse a una demanda judicial de Destiny Ministries, apoyada por ADF UK, el ayuntamiento se disculpó por no haber defendido los derechos del grupo religioso. El Consejo reconoció que estas opiniones están legalmente protegidas por la Ley de Derechos Humanos de 1998 y por el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

«En el centro de este caso está el derecho a la libertad de expresión y a la libertad religiosa. Destiny Ministries es una organización cristiana que se atiene a la enseñanza bíblica ortodoxa. La anulación de su convocatoria fue un acto evidente de discriminación en virtud de la Ley de Igualdad y una infracción igualmente clara de la Ley de Derechos Humanos», dijo Brent Haywood, socio de litigios del bufete de abogados Lindsays que actuó en nombre de Destiny Ministries.

«En una carta previa a la demanda intentamos demostrar al Ayuntamiento de Edimburgo por qué su decisión de rescindir el contrato era ilegal. No lo aceptó pero declaró públicamente que se defendería «enérgicamente» en cualquier litigio y que no permitiría que sus locales se utilizaran como plataforma para la discriminación. Irónicamente, de cara a una vista completa del caso, el ayuntamiento se ha disculpado ahora y ha aceptado que discriminó a Destiny en virtud de la Ley de Igualdad y que actuó ilegalmente en virtud de la Ley de Derechos Humanos», continuó.

La libertad religiosa y de creencias y la libertad de expresión necesitan una mayor protección

El caso refleja una tendencia más amplia en todo el Reino Unido, donde un número cada vez mayor de oradores cristianos han sido » desautorizados» a causa de sus creencias. En abril, el Tribunal del Condado de Manchester dictaminó que el Ayuntamiento de Blackpool había discriminado a un grupo cristiano al censurar los anuncios de autobús de un festival en el que participaba el orador estadounidense Franklin Graham. Graham también había expresado anteriormente sus opiniones cristianas sobre el matrimonio. Más recientemente, el mes pasado, John Sherwood, de 71 años, fue detenido en el norte de Londres por predicar públicamente el versículo del Génesis: «macho y hembra los creó».

La tendencia a la «cultura de la cancelación» contra ciertos puntos de vista también se ha manifestado en los campus universitarios.

En una encuesta a nivel nacional encargada por ADF UK, 2 de cada 5 estudiantes declararon que los actos se cancelaban con frecuencia en el campus debido a objeciones a las opiniones de los oradores y a la presión de otros grupos de estudiantes. La mitad de los estudiantes escoceses cree que los profesores les tratarían de forma diferente si expresaran sus verdaderas opiniones sobre algunos temas importantes.

La sociedad «Glasgow Students for Life» de la Universidad de Glasgow presentó un recurso legal contra su Consejo de representantes de los estudiantes en 2019 después de que se les negara la afiliación al organismo basándose en sus opiniones sobre la vida antes de nacer. En Aberdeen, la sociedad estudiantil provida fue objeto de una investigación por parte del sindicato de estudiantes tras las quejas de que su evento, ‘¿El aborto viola los derechos humanos? Presentación y preguntas y respuestas’, fue » provocador». En un ejemplo particularmente atroz, una estudiante de obstetricia de la Universidad de Nottingham se enfrentó a la suspensión y a una auditoría de aptitud para la práctica debido a sus opiniones provida. ADF del Reino Unido ha prestado apoyo a los estudiantes que se enfrentan a la censura a causa de sus creencias y está recogiendo firmas para una carta abierta al gobierno sobre esta cuestión que puede encontrarse en www.protectfreespeech.uk.

Para saber más sobre lo que hace ADF del Reino Unido para proteger la libertad de expresión tanto en las universidades como en la esfera pública visite www.adf.uk.

Imágenes libres de derechos para usar en relación a esta noticia

¿Le gustaría apoyarnos? Descubra cómo hacerlo aquí.

ADF International

Buzón postal 5, 1037 Viena
Austria