fbpx
[social_buttons facebook=”true” twitter=”true” linkedin=”true”]

En Gran Bretaña, los padres han decidido históricamente el método y la manera de educar a sus hijos; lo mejor para el niño ha sido que los padres tomen las decisiones más importantes sobre sus necesidades. Esta libertad ha permitido a muchos padres educar en casa, creyendo que los beneficios de hacerlo compensarían los importantes sacrificios financieros, profesionales y sociales que harían para lograrlo. Los estudios demuestran que los niños educados en casa suelen tener un rendimiento académico igual o mejor que el de sus compañeros en la escuela.

Continúe leyendo…

Imágenes libres de derechos para uso exclusivo en relación a esta publicación.

¿Le gustaría apoyarnos? Descubra cómo hacerlo aquí.

ADF International

Buzón postal 5, 1037 Viena
Austria