fbpx

Resumen

  • La Corte Constitucional de Colombia debe decidir si revisará el caso de censura de una influencer muy conocida
  • La organización de derechos humanos ADF International apoya el caso de la joven colombiana

COLOMBIA (19 Avril) – ¿Está permitido compartir una opinión o visión cristiana en las redes sociales? La Corte Constitucional tendrá que responder a esta pregunta, al menos para Colombia. La estrella de las redes sociales Erika «Kika» Nieto, respondiendo a la pregunta de un espectador en un vídeo de «Pregúntame lo que quieras», había compartido sus opiniones sobre las relaciones entre hombres y mujeres, y al mismo tiempo expresó su tolerancia hacia los diferentes puntos de vista. Después de que un activista se quejó del vídeo, un tribunal nacional le negó su derecho a la libertad de expresión al ordenarle que retirara el mismo. Ahora, Nieto busca que la Corte Constitucional colombiana defienda su derecho a compartir libremente sus opiniones en la Internet.

«Todo el mundo debería ser libre de compartir sus creencias en público. Quiero ser auténtica con mis seguidores sin ser censurada o temer sanciones penales sólo por publicar un vídeo. No quiero que otros tengan miedo de expresar sus creencias. Al alzar mi voz, espero inspirar más tolerancia hacia las opiniones diferentes», dijo Nieto.

Censurada por expresar su opinión sobre el matrimonio 

Respondiendo a la pregunta de un seguidor en su vídeo de YouTube, Nieto compartió con sus millones de seguidores sus creencias sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer. Dijo: “Dios creo al hombre y a la mujer para que el hombre esté con la mujer y viceversa, considero que hombre con hombre y mujer con mujer no está bien, pero lo tolero.”

«Todo el mundo debería ser libre de expresar sus creencias y convicciones religiosas sin temor a la censura. El derecho de Kika Nieto a expresar libremente sus opiniones y compartirlas públicamente está protegido por la Constitución colombiana. La libertad de expresión y la libertad religiosa son derechos humanos fundamentales garantizados por todos los principales tratados de derechos humanos. Si alguien se siente ofendido, la mejor respuesta es el debate, no la censura. Al final, cada uno de nosotros, y la misma democracia, somos los que sufrimos cuando no se permite hablar libremente», dijo Tomás Henríquez, Director de Área para América Latina y el Caribe de ADF International, una organización de derechos humanos que apoya el caso de Kika Nieto.

Activistas presentaron denuncia judicial 

En un caso anterior surgido del mismo video, la Corte Constitucional colombiana ya había dictaminado que el discurso de Nieto sobre el matrimonio está constitucionalmente protegido. Sin embargo, otro activista llevó a Nieto frente a los tribunales, denunciándola por ese mismo comentario sobre el matrimonio, que él consideraba ofensivo y discriminatorio. Esta vez, una corte menor consideró que el vídeo contenía «discurso de odio» y, por lo tanto, ordenó su retirada de YouTube.

La ONG colombiana Nueva Democracia —una plataforma de la sociedad civil que defiende la libertad de expresión y otros derechos fundamentales— representa a Nieto en este caso. Ahora piden a la Corte Constitucional que defienda las libertades fundamentales y anule la decisión la corte menor. ADF International apoya a Nueva Democracia. La Corte Constitucional colombiana debe decidir si acepta el caso para su revisión en mayo. Vea el vídeo de Kika compartiendo su historia aquí.

Las imágenes pueden utilizarse en la prensa o en línea, pero sólo en relación con el artículo correspondiente.

¿Le gustaría apoyarnos? Descubra cómo hacerlo aquí.

ADF International

Buzón postal 5, 1037 Viena
Austria